Please reload

Noticias recientes

La Vinilla se adjudica e inicia nuevo contrato

9/8/2017

1/4
Please reload

Noticias   destacadas

Se cumplieron 15 años en que murieron 17 trabajadores de Minera El Abra

El tiempo pasa sin darnos cuentas y fue precisamente esta tragedia que cumplió hace 15 años. Estamos hablando el choque entre un bus y un camión en la ruta 21 CH, que le costó la vida a 23 trabajadores de Minera El Abra. El diario la Estrella el Loa, recordó este accidente y entrevistó a rescatistas de la época.

 

 

Los hechos son conocidos por mucho calameños, que recuerdan que las sirenas no paraban de sonar y que increíblemente la ciudad se enlutó inmediatamente. No para menos, una zona minera que perdió a trabajadores que retornaban a su hogar luego de una jornada extenuante, ya que El Abra estaba en plena construcción. Casi frente a Chiu Chiu, el bus impactó de manera frontal a un camión mixer desatando la tragedia. Dicen que fue tan grande el impacto que las máquinas fueron arrastradas 40 metros del lugar y que del bus todos los asientos se salieron de la base.

 

 

Un escenario difícil de borrar de la memoria de rescatistas que hasta el día de hoy se desempeñan como bomberos. Uno de ellos fue el comandante Renato Sandoval. "Pedían apoyo de Bomberos para el rescate y fui de inmediato a terreno para ver qué estaba ocurriendo. Cuando llegué al lugar, por un par de minutos me quede sin palabras. Lo que vi era algo tremendo", explicó a la Estrella El Loa el voluntario.

 

 

Las labores de rescate estuvieron a cargo de la Primera Compañía de Bomberos, que recibió también el apoyo de voluntarios especializados de otras bombas. Entre ellos se encontraba Steve López, quien coincidentemente hace muy poco había realizado el curso como rescatista. "Nos separaron en cuadrillas porque era mucho el trabajo que había que hacer. El bus y el camión estaban completamente destruidos. Todos los asientos se salieron de su base y fueron desplazados hacia el fondo con los pasajeros", relató. Fueron más de 12 horas de intensa labor de los cerca de 30 voluntarios que debieron ir trabajando en patrullas con relevos. "Los asientos delanteros se corrieron de sus bases, se rompieron los pernos y se fueron para atrás. En una maniobra de rescate, quedó un desorden total adentro del bus. Hubo que cortar asientos hasta llegar a los cuerpos", explicó Sandoval.

 

 

La noticia fue nacional y la mayoría de estos mineros venían del sur, por lo tanto “la mayoría de los trabajadores no era de Calama, eran de otras regiones. Sus familias se comenzaron a enterar por la televisión y nosotros supimos de inmediato que eso sucedió porque comenzaron a sonar todos los celulares de los trabajadores al mismo tiempo. Eso era terrible, porque debíamos seguir trabajando, sabiendo que esa llamada era porque la familia quería saber si su ser querido era parte de esta tragedia que veía en las noticias", explicó López.

 

Pueden pasar muchos años más y para los protagonistas de una de las mayores tragedias mineras de la última época, ésta seguirá para siempre grabada en sus recuerdos. Más allá de pertenecer o no a esta industria, no hay quien no recuerde lo que ocurrió aquel fatídico martes 10 de octubre del año 2001.

 

Please reload